Martes, 31 de Mayo 2011
Por detrás de esta idea aparentemente simple de una globalización económica, se esconde, hoy ni siquiera se esconde, una ambición imperialista que nos muestra los sueños de poder de Estados Unidos, el sistema capitalista que, en fin, tiene un objetivo claro. La globalización económica es un arma nueva de un proyecto imperialista que pasa, con certeza, por un nuevo tipo de explotación mundial.Aporrea.org, Caracas, 25 de enero de 2005José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Lunes, 30 de Mayo 2011
Es una ingenuidad imaginar que Europa es una especie de continente, particular y privilegiado, donde podemos resolver todos los problemas, y que lo que ocurre a su alrededor no le influye. Lo que pasará en Europa y en el mundo en los próximos años dependerá de lo ocurrido el 30 de noviembre [de 1999] en Seattle. Allí decidieron hasta dónde llega el poder de las trasnacionales, y hasta dónde llegaremos nosotros. Lo que ha costado siglos construir, como es la idea de ciudadanía, de responsabilidad cívica, va a cambiar radicalmente; nos vamos a convertir todos en consumidores influyentes. La soberanía nacional no es más que papel mojado.El Mundo, Madrid, 3 de enero de 2000José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Viernes, 27 de Mayo 2011
Pienso que lo que nos distingue de Europa [a los ibéricos] —y no tengo nada contra Europa, no quiero atacar a nadie, sólo quiero defenderme—, lo que nos diferencia es una cierta capacidad de soñar, un deseo de aventura, una ingenuidad, un cierto modo de ser ingenuo que nos aparta del sentido eminentemente práctico que caracteriza a Europa. ABC, Madrid, 7 de junio de 1989José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Jueves, 26 de Mayo 2011
Europa no está definida, no sabe lo que es y, al fin y al cabo, es un proyecto social que ha fracasado. [Cada país] está tirando por su lado.Agencia EFE, Madrid, 25 diciembre de 2006José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Miércoles, 25 de Mayo 2011
No es sólo el pensamiento correcto, es que ahora todo se está convirtiendo en correcto, hay que comportarse según unas normas que nadie sabe quién determinó. Yo reivindico la diferencia, pero cada vez nos estamos haciendo más iguales, en el sentido menos bueno, menos creativo y menos contestatario, perdiendo así la capacidad de discutir. A pesar de sentirme dentro de la cultura europea, no me gusta que Europa se esté transformando en un imperio. Empiezo a sospechar que todo es igual y me parece sorprendente que no nos demos cuenta de que, en esta Europa, da lo mismo que los gobiernos sean socialistas, conservadores y, mañana, hasta neofascistas. Mientras eso ocurre, las preguntas —por qué, cómo y para qué—, que deberían estar todo el día en boca de los ciudadanos, no lo están.Turia, Teruel, nº 57, 2001José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Enlaces
Buscar
 
Entradas recientes

Soy tan pesimista que cre...

Não são os políticos os q...

[Não escrevo] por amor, m...

Homem novo

Problemas de hombres

En el centenario de Álvar...

Dona Canô

El Perro da tres vueltas

El aviador que salvó Bada...

"Entra, has encontrado tu...

Archivo

Septiembre 2013

Mayo 2013

Abril 2013

Febrero 2013

Diciembre 2012

Agosto 2012

Mayo 2012

Abril 2012

Febrero 2012

Enero 2012

Diciembre 2011

Noviembre 2011

Octubre 2011

Septiembre 2011

Agosto 2011

Julio 2011

Junio 2011

Mayo 2011

Abril 2011

Marzo 2011

Febrero 2011

Enero 2011

Diciembre 2010

Noviembre 2010

Octubre 2010

Septiembre 2010

Agosto 2010

Julio 2010

Junio 2010

Mayo 2010

Febrero 2010

Enero 2010

Diciembre 2009

Noviembre 2009

Octubre 2009

Septiembre 2009

Agosto 2009

Julio 2009

Junio 2009

Mayo 2009

Abril 2009

Marzo 2009

Febrero 2009

Enero 2009

Diciembre 2008

Noviembre 2008

Octubre 2008

Septiembre 2008

Categorias

todas as tags

Suscribir RSS