Viernes, 24 de Diciembre 2010
No son sólo las pequeñas librerías las que están llegando a su final, es todo el pequeño comercio. ¿Qué se quiere?, ¿que la gente se solidarice con el pequeño comercio? No, la gente va a sus intereses, y si lo encuentra todo en el centro comercial, compra en el centro comercial. Hay algo que no se dice, y es que en el centro comercial no hace falta hablar, al contrario que en las tiendas, uno coge lo que necesita, paga y se va. Hay que asumir que hay cosas que ya no son necesarias, y el mundo no puede convertirse en un museo. El problema no está tanto en la existencia del centro comercial; todo está en el desplazamiento del poder. Son las multinacionales las que mandan y los centros comerciales son puntos de implantación de un sistema económico, el nuestro. Lo que se plantea es qué tipo de vida queremos. El único lugar público seguro que existe es el centro comercial, como antes lo era el parque, la calle, la plaza. No añoro otros tiempos, pero para entender el presente hay que referirse al pasado. El centro comercial es la nueva catedral y la nueva universidad: ocupa el espacio de formación de la mentalidad humana. Los centros comerciales son un símbolo. No tengo nada contra ellos, de lo que estoy en contra es de una forma de ser, de un espíritu casi autista de consumidores obsesionados por la posesión de cosas. Es aterradora la cantidad de cosas inútiles que se fabrican y se venden, y las Navidades son una ocasión estupenda para comprobarlo.“José Saramago: ‘La globalización es el nuevo totalitarismo", Época, Madrid, 21 de enero de 2001José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Jueves, 23 de Diciembre 2010
La educación sí que me preocupa muchísimo, sobre todo porque es un problema muy evidente, claro y transparente y nadie hace nada al respecto. Se ha confundido la instrucción con la educación durante muchos años y ahora estamos pagando las consecuencias. Instruir es transmitir datos y conocimientos. Educar es otra cosa, es inculcar valores […] Hace décadas, lo que había era un Ministerio de Instrucción Pública, no de Educación. La educación era otra cosa. Si para ser educado, hubiera que haber sido instruido previamente, yo sería una de las criaturas más ignorantes del mundo. Mis familiares eran analfabetos, ¿cómo me iban a instruir? Es imposible. Pero sí que me educaron, sí que me inculcaron unos valores básicos y fundamentales. Vivía en una casa paupérrima y salí de allí educado. ¡Milagro! No, no hay ningún milagro. Aprendí la vida y la lección de los mayores cuando ni ellos mismos sabían que me estaban dando lecciones.“Vivimos en una sociedad que carece de educación”, Canarias 7, Las Palmas de Gran Canaria, 4 de febrero de 2007José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Miércoles, 22 de Diciembre 2010
En mi caso, no olvidar ha sido algo natural en mí. No he querido ni recordar ni olvidar. El pasado es pasado, pero se mantuvo intacto en mi cabeza, en mi memoria.“José Saramago. México vive un proceso de confusión”, La Jornada, México D. F., 27 de noviembre de 2006José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Martes, 21 de Diciembre 2010
Me resulta completamente imposible leer en una pantalla de ordenador. Lo lamento. Soy del tiempo del libro, del papel. Uno puede dejar caer una lágrima sobre la página. Es más difícil dejar caer una lágrima sobre un ordenador. Creo que el libro todavía va a durar.“Saramago afirma que ‘hay que vivir a la contra’ al inaugurar la Feria del Libro de Sevilla”, El País, Madrid [Edición Andalucía], 13 de mayo de 2006José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Lunes, 20 de Diciembre 2010
Yo me considero como el náufrago de un barco que se hunde. Uno está a punto de ahogarse, pero hay una tabla a la que se aferra. Es la tabla de los principios. Todo lo demás puede desmoronarse, pero aferrado a ella, el náufrago llegará a una playa. Y después, con esa tabla podrá construir otro barco, evitando cometer los errores de antes. Con ese barco intentará llegar a otro puerto.“José Saramago: ‘La honestidad no está de moda”, La Nación, Buenos Aires, 11 de mayo de 2003José Saramago en sus palabras

publicado por Fundação Saramago
Enlaces
Buscar
 
Entradas recientes

Soy tan pesimista que cre...

Não são os políticos os q...

[Não escrevo] por amor, m...

Homem novo

Problemas de hombres

En el centenario de Álvar...

Dona Canô

El Perro da tres vueltas

El aviador que salvó Bada...

"Entra, has encontrado tu...

Archivo

Septiembre 2013

Mayo 2013

Abril 2013

Febrero 2013

Diciembre 2012

Agosto 2012

Mayo 2012

Abril 2012

Febrero 2012

Enero 2012

Diciembre 2011

Noviembre 2011

Octubre 2011

Septiembre 2011

Agosto 2011

Julio 2011

Junio 2011

Mayo 2011

Abril 2011

Marzo 2011

Febrero 2011

Enero 2011

Diciembre 2010

Noviembre 2010

Octubre 2010

Septiembre 2010

Agosto 2010

Julio 2010

Junio 2010

Mayo 2010

Febrero 2010

Enero 2010

Diciembre 2009

Noviembre 2009

Octubre 2009

Septiembre 2009

Agosto 2009

Julio 2009

Junio 2009

Mayo 2009

Abril 2009

Marzo 2009

Febrero 2009

Enero 2009

Diciembre 2008

Noviembre 2008

Octubre 2008

Septiembre 2008

Categorias

todas as tags

Suscribir RSS